Skip to content

¿Embarazo vegano? ¡SÍ!

נטלי-שמש

NATALIE SHEMESH | DIETISTA REGISTRADA

Buenas noticias: ¡puedes ser vegana durante tu embarazo! Al igual que en cualquier otro embarazo, debes seguir algunas reglas importantes. Ya sea que estés haciendo la transición al veganismo o ya hayas sido vegana durante un tiempo, continúa leyendo para obtener toda la información que necesitas.

Sí, definitivamente puedes ser vegana durante tu embarazo. Es más, la dieta vegana te aportará beneficios, como un menor riesgo de padecer diabetes gestacional o experimentar un aumento de peso excesivo durante tu embarazo.
No obstante, deberías seguir estas sencillas reglas:

1. No hagas cambios drásticos a tu dieta: si antes del Desafío tu dieta se componía principalmente de carne, huevos y leche, es posible que lo mejor para ti sea hacer una transición progresiva. Los cambios drásticos pueden perjudicar el desarrollo del feto o incluso resultar en un aborto. Esto no se debe a la dieta vegana en sí misma, sino al cambio drástico. Lo cual no significa que debas olvidarte del veganismo, pero sí significa que, dada tu condición especial, una transición progresiva puede ser mejor para ti. Puedes probar a simplemente reducir tu consumo de productos animales durante tu primer Desafío y posteriormente inscribirte en otra ronda para probar el veganismo al completo.

2. Proteína: por supuesto que los alimentos veganos pueden proporcionarte suficiente proteína durante tu embarazo, al igual que proporcionan suficiente proteína en general. No obstante, durante el embarazo es importante que tengas especial cuidado en consumir alimentos ricos en proteína —como legumbres, tofu, proteína vegetal texturizada, leche de soja y seitán— en al menos 2 comidas al día o incluso más.

3. Yodo: las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia necesitan grandes cantidades de yodo en su dieta para facilitar un desarrollo adecuado del feto y prevenir daños a sus propias tiroides. Asegúrate de consumir algas wakame, kombu o kelp ricas en yodo varias veces a la semana y asegúrate de que tus vitaminas prenatales contengan una cantidad suficiente de este nutriente.

4. Suplementos: ácido fólico, vitamina B12 y hierro. Se recomienda que todas las mujeres embarazadas tomen un suplemento de ácido fólico antes y después del embarazo, así como un suplemento de hierro desde el segundo trimestre de embarazo hasta seis semanas tras el parto. También es importante tomar un suplemento de B12 a diario durante el embarazo y el periodo de lactancia.

5. Omega-3: las mejores fuentes de omega-3 en una dieta a base de vegetales son las semillas de chía y la linaza. Estas fuentes son suficientes para la mayoría de veganos. Si quieres asegurarte de estar obteniendo suficiente omega-3 durante el embarazo, deberías tomar un suplemento de omega-3 basado en algas.

6. Consulta con un dietista si fuese necesario. Si estás teniendo problemas de cualquier tipo o no estás segura de cómo implementar las anteriores recomendaciones, puedes buscar la ayuda de un dietista profesional.

Embarazo vegano